Sentimiento

 Se puede bailar con más técnica y con menos, pero nunca sin sentimiento, sin entregarte al ritmo y a la improvisación.El flamenco se tiene que sentir, hay que gozarlo.

"El baile es un lenguaje que permite expresarte totalmente libre,
ya sea con el movimiento o  en la parada."
-Manuela Reyes-



Mi manera de entender el Flamenco

El sentimiento se manifiesta tanto "pa dentro como pa fuera" y es gracias a él como este arte se transmite: creando una comunicación fuerte y directa entre el que lo baila y el que lo ve. Es un mensaje con un lenguaje propio que se sirve intensamente de las emociones más profundas tanto del que lo envía (el bailaor), como del que lo recibe (el público), y les hace sentir el "pellizco".

 Manuela Reyes, bailando por tarantos en el espectáculo Ambivalencia, Teatro Cen
El sentimiento no se actúa, sale del corazón

Cuando nace en tu interior

Cuando nace en tu interior, el flamenco se transforma en un pequeño ser dentro de la persona que lo baila, y cobra vida propia. Es un duendecillo que amplifica las emociones y las ayuda a fluir desde lo más profundo de nuestra esencia.

Es con un abrir y cerrar de ojos, con una mirada, con una respiración... con todos estos pequeños detalles se baila el Flamenco.

Incluso en el movimiento, las fuerzas opuestas se notan presentes, y en la parada se siente el movimiento.

El desgarro y la sensibilidad se manejan en paralelo; es decir, cuando se baila, se canta o se toca...hay un momento en el que sientes tanta energía, que parece (y en verdad pasa) que sientes como si tu cuerpo se desgarrara. Y se da el momento opuesto: uno de gran sensibilidad en el que lo que sientes de tu cuerpo es una gran fragilidad).

Es entonces, cuando se sienten estas cosas, cuando el Flamenco se convierte en un adjetivo amplio: rancio, puro, libre, doloroso, alegre, sensual, seco, armonioso, poderoso, extenso, profundo, hipnotizador, fuerte, sensible, loco, limpio, resistente, festero, serio, cien por cien emocional.

El trance es la plenitud del sentir donde te encuentras con el Duende.

Manuela Reyes en una actuación en Japón
Manuela Reyes en una actuación en Japón, en el tablao flamenco Teruo

Lo que yo siento de cada palo

Cada palo tiene un sentimiento especial y una manera distinta de interpretarse, así para mí
Soleá, llanto
Alegria, balanceo
Taranto, tierra
Siguirilla, fortaleza
Bulería, fiesta...