El Tiempo

La vida es corta para aprender a bailar, por eso sigo pensando que tengo que aprender todos los día y a todas horas, para intentar honrar así el arte de mi tierra y de las gentes que nos reunimos entorno a esta pasión que llamamos Flamenco.