Sentir el Baile

Sin Sentimiento el flamenco se queda en "ná", por ello el sentimiento también lo trabajamos en las clases. Yo como maestra soy sólo el imán para sacarle a esas futuras bailaoras todo lo que lleven dentro: las obligo por medio del ejercicio físico y el sudor al recurso de sus posibilidades, asi poco a poco cada una van conociéndose y trabajan al ritmo que cada una necesita.